Testimonios

Laia Renau


Cuando empecé a ver el mundo en 3D, todo empezó a ir mejor.
Había sido visitada muchas veces por diferentes profesionales de la salud, ya que tenía mucha sintomatología, desde mareos y vértigos, inestabilidad, ansiedad, migrañas tener que estár una semana en la cama … no era consciente y veía el mundo plano. Tenía un problema de anestereopsia, mi cerebro forzaba mucho para intentar ver con los dos ojos, pero debido a que mi cerebro no lo sabía hacer, acababa con muy mal estar cada día.
Desde que empecé a llevar las nuevas gafas que permitían que todo funcionase mejor, y empecé a integrar los reflejos primitivos, las cosas se fueron metiendo en su sitio.
A día de hoy puedo tener una vida normal.

Marina Domingo


Durante mucho tiempo estuve con dolores de cabeza, migrañas, dolor y mal estar general a la hora de hacer las cosas … me costaba mucho poder pasar un día tranquilo. Lógicamente ésto condicionaba a mi gestión emocional y a como era mi comunicación y gestión con las relaciones sociales.
Empecé a ver de otra manera las cosas y mi cerebro fue capaz de ir mejorando su funcionamiento hasta reducir muchísimo todos estos síntomas asociados y poder tener una buena calidad de vida.

Ioan Petrasuc


Comiencé a cambiar de vida cuando empezamos a solucionar mi problema de adaptación postural causado por un mal aprendizaje en las etapas de crecimiento y desarrollo.
Cuando estaba recto, tenia visión doble, ésta visión doble era inexistente para mí, ya que cuando cogía la mala postura curvando la espalda, mi cerebro se adaptaba para poder funcionar mejor y no veía doble, no era consciente. Cuando lo conocí, estaba haciendo un tratamiento con corset.
El día de hoy tiene 18 años, ya es adulto y no tiene problemas de posturales.

Isabel Fortea


Mi hija Eliane nació con parálisis cerebral a causa de un infarto cerebral. Desde que tuvo un año, ha recibido muchísimas terapias como oxígeno en cámara hiperbárica, visitas con neuroterapeutas y naturópatas en Boston, Nueva York y Toronto, rehabilitación … Pero lo que más ha impactado a la salud mental y física de Eliane con diferencia, han sido las terapias del Marc Montserrat en Lleida. Sin saberlo nadie, Eliane veía todo en constante movimiento causándole mucha irritabilidad e inestabilidad. Su conducta era agresiva y no podía centrarse en casi nada. Cuando Marc le puso unas gafas especiales, TODO se detuvo. Tardó una semana en asimilar el cambio y en un mes adelantó dos años en lectura. Su visión (y entendimiento de lo que ve), conducta, postura y salud ha mejorado muchísimo.
Ahora es una niña de 13 años mucho más equilibrada y feliz.
«Isabel Fortea»

Eliane Fortea


Después de tantas terapias durante 10 años, mi madre me llevó a visitar a Marc Montserrat, quien descubrió que mi visión estaba en constante movimiento, incluso las cosas inanimadas. Con sus gafas y su neuroterapia, mi visión se normalizó y los problemas o dificultades derivados de la parálisis cerebral mejoraron muchísimo.

Sus gafas «entrenan» a mi cerebro igual que los ejercicios neurológicos. Han pasado dos años y mi visión es prácticamente normal y tengo un conocimiento del cuerpo, equilibrio, estabilidad, movilidad consciente y controlada y e adquirido capacidades autónomas para funcionar en mi día a día. «Eliane Fortea»